Los expertos aseguran que cada tres segundos decidimos si permanecemos o abandonamos una web. La primera impresión es por tanto un factor clave para conseguir que tus potenciales clientes continúen navegando y acaben comprando tus productos.

Hay varios aspectos que deberías tener en cuenta a la hora de abordar o reformular la home de tu web. Los consejos que encontrarás a continuación son un excelente punto de partida para empezar a trabajar. Si quieres recibir información más detallada de cómo incrementar tus ventas utilizando el marketing de contenidos, únete a nuestra comunidad.




Visualiza tu propuesta


Hoy en día nadie discute el poder hipnótico que las imágenes en movimiento ejercen sobre nuestra mente. El video se ha convertido en la herramienta central de cualquier plan de marketing pues además de de su gran capacidad de atracción permite transmitir los mensajes de una forma mucho más rápida y eficaz que el texto e incluso que las imágenes estáticas.

Por ello, si quieres atrapar al público de tu web desde el primer instante, es una buena idea que crees un video y lo reproduzcas de forma automática y a toda pantalla al entrar en la home. Con la creciente mejora de las conexiones, la visualización de vídeos online ya no supone ningún problema técnico, ni siquiera en los dispositivos móviles.

Ten en cuenta que muy frecuentemente los altavoces están desactivados. Por tanto, no puedes basar tu mensaje en una locución y no es recomendable incluir subtítulos o mucho texto pues la audiencia dejará de leer rápidamente.





Pulsa el botón de las emociones


Es un error muy frecuente anteponer tus necesidades a las de tus potenciales clientes. Describir lo que tú quieres vender o destacar las ventajas de tus productos ya no despierta el interés de nadie, más bien pone en guardia a los posibles compradores.

Si quieres captar la atención debes hurgar primero en las aspiraciones vitales de tu público objetivo y conectar con él a través de las emociones. Tus productos deben estar en un segundo plano y convertirse en herramientas imprescindibles para hacer realidad sus sueños.

Pongamos como ejemplo el sector de la hostelería. Los directores de márketing de los hoteles saben perfectamente que no venden habitaciones; más bien venden experiencias únicas, venden estatus social, venden la posibilidad de que enamores a tu pareja, etc. A pesar de ello, el 90% de las webs de hoteles cometen el error de basar su home en fotografías de sus instalaciones, sin presencia alguna de factor humano!



Example of content marketing production

Cuenta una historia


Desde el inicio de la humanidad el hombre ha sentido fascinación por las historias. Los relatos nos atraen porque son metáforas de la vida y nos enseñan cómo actuar ante situaciones desconocidas. Por ello, cuando percibimos que nos van a contar una historia prestamos atención.

Pero las historias, además de captar el interés de la audiencia, nos permiten crear vínculos emocionales con nuestra marca y proyectar un estilo de vida y unos valores con los que la audiencia se pueda identificar. Esta es la base de cualquier campaña de branding.



Sorprende a tu audiencia y aporta valor


Es muy importante que sorprendas a tu audiencia. Ello no significa que sorprendas a cualquier precio. La sorpresa tiene que estar íntimamente relacionada con tu producto. No se trata de incluir grandes efectos especiales en tu producción, se trata de pensar y aportar soluciones creativas que te diferencien de la competencia. Di algo que no dicen los demás o simplemente dilo de una forma diferente.

En relación a este punto, hay otro aspecto que deberías tener en cuenta. Muchas empresas recurren a las imágenes de archivo para realizar sus videos pues de esta forma se reducen los costes de la producción y creen que de esta forma obtienen mayor rentabilidad. En realidad esto es un error pues la audiencia detecta muy rápidamente que se trata de imágenes genéricas y enseguida desconecta.





Example of content marketing case sutdy


Se breve


Youtube ha demostrado que hay dos momentos clave en los que la audiencia abandona un video: en los primeros 3 segundos y hacia los 40 segundos. Por tanto, la duración de tu vídeo no debería sobrepasar éste segundo umbral o como mínimo el mensaje principal debería estar contenido en este lapso de tiempo.

Pero además hay otra razón que te obliga a ser breve y es que la calidad visual de una producción depende en gran medida de los recursos invertidos en: actores, técnicos, localizaciones, atrezzo, vestuario, música, efectos, etc. Dado que los recursos suelen ser limitados, es mejor concentrarlos en un video corto pues de este modo aumentarás el nivel medio de calidad y, por tanto, tus probabilidades de que los visitantes no abandonen tu web.

Si plasmas en un breve clip de video una historia capaz de emocionar a tu audiencia vas a conseguir al menos 40 segundos de su atención: el tiempo suficiente para conducirlo a la siguiente fase del proceso de compra.

Si quieres recibir información exclusiva de cómo incrementar tus ventas utilizando el marketing de contenidos, únete a nuestra comunidad.

Escrito por Guillermo Asensio
©Copyright 2018






¿Te gustaría recibir información exclusiva sobre cómo usar el marketing de contenidos para vender tus productos?